Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

jueves, 17 de enero de 2013

Strudel salado de ternera con setas, jamón y pasas

Hola fogoneros,

Estoy hasta nerviosa, hace tanto que no actualizo el blog, que cuando me he puesto a escribir me he puesto nostálgica y todo. Y la verdad, es que ya echaba de menos mis fogones, y espero no volverlos a abandonar, pues si hay algo en el mundo que me gusta es cocinar y escribir, y aquí hago las dos cosas, qué maravilla mire usted. Tengo acumuladas más de cien recetas, que aunque no escriba, si cocino y hago fotos y las guardo, vamos, que tenemos fogones para rato. 

En mi línea, hoy os traigo algo espectacular, pero facilón total, y que lleva jamón, y ya sabéis mi máxima "si lleva jamón está bueno". Pues no me enrollo más, y ahí os la dejo. Muchas gracias a todos los que me habéis animado a que siga, en especial a mis sirenas que siempre quieren lo mejor para mí, y mi José, que me ha dicho muchas veces que volviera. Un beso a todos.

Ingredientes

- Un paquete de hojaldre de esos que no suben (lo pone en el paquete).
- 1 cebolla.
- 100 gramos de setas.
- Dos o tres lonchas gordotas de jamón.
- 700 gramos de carne picada de ternera.
- Un puñado de pasas (si no os gustan no le echéis).
- 1 paquetito de nata para cocinar, de estos pequeñitos.
- Aceite, sal y pimienta.
- Huevo para barnizar el hojaldre.

Preparación

Cortamos las lonchas de jamón, y hacemos taquitos, y para que hagamos la receta con alegría, nos ponemos un platito de jamón para nosotros, y un vinito o una cervecita, y así la receta se hace sola. 


Cortamos la cebolla finita, la doramos en la sartén, y le incorporamos la setas. Primero las cortamos en tiras, como en la foto, y las salteamos junto con la cebolla y un poquito de sal. 

Una vez que las setas estén blanditas, le echamos la carne y removemos hasta que esté bien hecha. Le ponemos el jamoncito, lo volvemos a remover, y le ponemos la nata, y salpimentamos. Lo dejamos un rato hasta que haga chof-chof, que haga burbujitas las nata. Por último, le echamos el puñado de pasas, que le da un toque súper exótico (no sé si este sería el adjetivo, pero lo voy a dejar así). Removemos,  probamos, y si está bien cortamos el fuego. Te habrás dado cuenta que esto, que es el relleno, está buenísimo así sin más, con lo cual, sería lógico entender que no siguieras con la receta, que te pusieras otra copita de vino y te lo comieras así tan cual. Si has sido capaz de resistirte, continuaremos con la receta.




Aquí la cosa se complica, ojo, que no es difícil, pero si hay que tener un poquito de maña o de arte, según se mire. En una fuente de horno, triangular a ser posible, ponemos un poco de harina, y encima colocamos una de las placas de hojaldre. Te puedes ayudar con un rodillo adaptándola a la forma de la fuente. Ponemos encima el relleno, con mimo y cuidado.  


Por otra parte, colocamos la otra placa de hojaldre, y las unimos doblando la de abajo sobre la de arriba, y con un tenedor las sellamos. Con un cuchillo, hacemos un dibujo, yo simplemente le hice unas cruces y poco más, como se puede ver en la foto, si estás creativo, pues mira, como si te da por dibujar Las Meninas de Velázquez en el hojaldre, tú mismo. Finalmente, con un pincelito de cocina (de cocina, por favor) bañamos el hojaldre, para que tome un colorcito dorado una vez que lo saquemos del horno. Lo dejáis unos veinte minutos a 200ºC o como venga en el paquete del hojaldre.



Y aquí tenemos el resultado de nuestra receta, que es un recetón, de bueno, bonito y barato, y que como podéis ver, gustó bastante porque un poco más y no le puedo hacer la foto, que la ansiedad es muy mala, y ya faltaba un trozo cuando la hice. Bueno, pues ahí os lo dejo, y como voy tarde, dejaré la receta también mañana, así que: ¡Hasta el lunes fogoneros! Qué ganas tenía de poner esto....




No hay comentarios: