Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

martes, 11 de junio de 2013

Pimientos rellenos de tortilla de patata

Hola fogoneros,

Volvemos a la carga con una receta muy de verano, que te la tomas con un botellín fresquito, que te quita las penas y te hace olvidar a Rajoy, a la Merkel, a la crisis y a la madre que los parió. Muy fácil, sencilla, rápida, en fin, una receta de las 3Bs por autonomasia (3Bs: bueno, bonito y barato).

Arrancamos...

Ingredientes
- Un par de pimientos verdes.
- Un par de patatas.
- 4 huevos.
- Aceite de oliva virgen extra y sal.
- Media cebolla.

Preparación

En una sartén vamos preparando la tortilla: pelamos las papas, las cortamos, las doramos, le ponemos la cebolla picadita. La apartamos, le ponemos su punto de sal, le echamos los huevos encima, y lo echamos todo a una sartén con una pizca de aceite, y antes de que se cuaje del todo lo retiramos y reservamos.

Le quitamos el rabito a los pimientitos, le quitamos las pepitas, y vamos rellenando con la tortilla medio hecha, con cuidadito, apretando, que se quede compacto. Freímos los pimientos a fuego medio, hasta que se cuaje la tortilla y estén hechos los pimientos. Y mira qué cosa más bonita, más colorida, y más maravillosa, si es que la felicidad es mucho más simple, nosotros, que nos complicamos. ¡Hasta mañana fogoneros!


sábado, 13 de abril de 2013

Ya huele a feria: freidurías de Sevilla

Hola fogoneros,

Aunque en estos días las noticias hablen de Bárcenas, de la prima de riesgo, de Cospedal y el escrache, y de la infanta Cristina... hay otra noticia que nos tiene mucho más expectantes a los sevillanos: el comienzo de la Feria de abril. Ole, ole, ya huele a feria...!

La feria empieza el lunes tarde-noche, con la tradición del pescaito, donde todos los socios se van a sus casetas a ponerse hasta arriba de adobo, jamón y fino. Fuera del real, esperando a que las luces se enciendan a las doce de la noche, cientos de sevillanos esperan a que la portada se ilumine y empiece oficialmente la feria. Por favor, madrileños, que venís a disfrutar de nuestra feria, eso no se llama "el encendido", se llama "el alumbrao", tenedlo en cuenta, porque cada vez que un sevillano oye eso de "el encendido" es como si nos dieran una patada en la oreja. Gracias.


Por otra parte, esa misma noche, al mismo tiempo se dan fiestas haciendo su pescaito particular cada uno en su casa con algunos amigos, donde previamente se ha comprado el pescaito en alguna freiduría. Y si este año os da a alguien por hacer una fiestecita-pescaito en su casa, y es su primera vez, que lo encargue y no lo deje para el último momento porque antes de comer el pescaito, se comerá una hora y media de cola. A mí estas fiestecitas me gustan bastante, pescaito, vámonos que nos vamos por sevillanas, los amigos de siempre, todo mucho más relajado que en la caseta, y después del alumbrao, a estrenar la feria, que ya la gente "mayor" se ha ido a su casa y empiezan los grupitos a ambientar la noche, que sin duda, es de las mejores de la feria.

Y aquí en este punto, os dejo un listado con freidurías de Sevilla, para ese lunes, o para un día cualquiera, porque el pescadito siempre entra bien, gusta a todo el mundo y es muy socorrido:

- Freiduría de la Puerta de la Carne: una de las más míticas de Sevilla que data de 1929, en el barrio Santa Cruz. www.freiduriapuertadelacarne.com/
- Freiduría Reina Victoria, en la calle Rodrigo de Triana, 51.
- Freiduría "El Arenal" en la calle Arfe, 8: totalmente genuina.
- Freiduría Santa Ana, otro clásico de Triana en la calle Pureza , 82
- Freiduría Huracán, en los Bermejales, Avda. de Alemania.
- Freidurías Covadonga, en Triana, calle Emilio Lemos, 19.
- Freiduria Sevillana, en la calle San Jacinto, 100.

La mayoría caen por Triana y por el centro, así que ayudadme a engordar la lista, ¿cuál es vuestra freiduría preferida?.

jueves, 17 de enero de 2013

Strudel salado de ternera con setas, jamón y pasas

Hola fogoneros,

Estoy hasta nerviosa, hace tanto que no actualizo el blog, que cuando me he puesto a escribir me he puesto nostálgica y todo. Y la verdad, es que ya echaba de menos mis fogones, y espero no volverlos a abandonar, pues si hay algo en el mundo que me gusta es cocinar y escribir, y aquí hago las dos cosas, qué maravilla mire usted. Tengo acumuladas más de cien recetas, que aunque no escriba, si cocino y hago fotos y las guardo, vamos, que tenemos fogones para rato. 

En mi línea, hoy os traigo algo espectacular, pero facilón total, y que lleva jamón, y ya sabéis mi máxima "si lleva jamón está bueno". Pues no me enrollo más, y ahí os la dejo. Muchas gracias a todos los que me habéis animado a que siga, en especial a mis sirenas que siempre quieren lo mejor para mí, y mi José, que me ha dicho muchas veces que volviera. Un beso a todos.

Ingredientes

- Un paquete de hojaldre de esos que no suben (lo pone en el paquete).
- 1 cebolla.
- 100 gramos de setas.
- Dos o tres lonchas gordotas de jamón.
- 700 gramos de carne picada de ternera.
- Un puñado de pasas (si no os gustan no le echéis).
- 1 paquetito de nata para cocinar, de estos pequeñitos.
- Aceite, sal y pimienta.
- Huevo para barnizar el hojaldre.

Preparación

Cortamos las lonchas de jamón, y hacemos taquitos, y para que hagamos la receta con alegría, nos ponemos un platito de jamón para nosotros, y un vinito o una cervecita, y así la receta se hace sola. 


Cortamos la cebolla finita, la doramos en la sartén, y le incorporamos la setas. Primero las cortamos en tiras, como en la foto, y las salteamos junto con la cebolla y un poquito de sal. 

Una vez que las setas estén blanditas, le echamos la carne y removemos hasta que esté bien hecha. Le ponemos el jamoncito, lo volvemos a remover, y le ponemos la nata, y salpimentamos. Lo dejamos un rato hasta que haga chof-chof, que haga burbujitas las nata. Por último, le echamos el puñado de pasas, que le da un toque súper exótico (no sé si este sería el adjetivo, pero lo voy a dejar así). Removemos,  probamos, y si está bien cortamos el fuego. Te habrás dado cuenta que esto, que es el relleno, está buenísimo así sin más, con lo cual, sería lógico entender que no siguieras con la receta, que te pusieras otra copita de vino y te lo comieras así tan cual. Si has sido capaz de resistirte, continuaremos con la receta.




Aquí la cosa se complica, ojo, que no es difícil, pero si hay que tener un poquito de maña o de arte, según se mire. En una fuente de horno, triangular a ser posible, ponemos un poco de harina, y encima colocamos una de las placas de hojaldre. Te puedes ayudar con un rodillo adaptándola a la forma de la fuente. Ponemos encima el relleno, con mimo y cuidado.  


Por otra parte, colocamos la otra placa de hojaldre, y las unimos doblando la de abajo sobre la de arriba, y con un tenedor las sellamos. Con un cuchillo, hacemos un dibujo, yo simplemente le hice unas cruces y poco más, como se puede ver en la foto, si estás creativo, pues mira, como si te da por dibujar Las Meninas de Velázquez en el hojaldre, tú mismo. Finalmente, con un pincelito de cocina (de cocina, por favor) bañamos el hojaldre, para que tome un colorcito dorado una vez que lo saquemos del horno. Lo dejáis unos veinte minutos a 200ºC o como venga en el paquete del hojaldre.



Y aquí tenemos el resultado de nuestra receta, que es un recetón, de bueno, bonito y barato, y que como podéis ver, gustó bastante porque un poco más y no le puedo hacer la foto, que la ansiedad es muy mala, y ya faltaba un trozo cuando la hice. Bueno, pues ahí os lo dejo, y como voy tarde, dejaré la receta también mañana, así que: ¡Hasta el lunes fogoneros! Qué ganas tenía de poner esto....