Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

martes, 8 de mayo de 2012

El recetón de la semana: Quiché de verduritas y queso

Hola fogoneros,

Hoy en nuestros martes de recetón, os traigo una quiché de verdurtas y queso. Sí, lo sé, me estoy repitiendo un poco últimamente, pero es que le he cogido el truco a esto de las tartas de hojaldre, y mira, que estoy que me salgo, y como quedan tan buenas, pues os las traigo, porque es una receta barata, muy rica, muy vistosa, y facilona total. Además lo bueno que tiene, concretamente la receta de hoy, es que se hace con sobras, yo arramplé con todas las verduras que tenía, las típicas que se van a poner malas o que no queda mucha cantidad para hacer otra cosa, total, que lo aproveché todo y mirad qué rico...

Ingredientes

- Masa de hojaldre quebrada 250 gramos.
- Verduras varias: yo le eché media cebolla, un poco de coliflor, un poco de brócoli, media berenjena y un champiñón.
- 1 brick pequeño de nata.
- 100 gramos de emmental rallado.
- Aceite, sal, pimienta.


Preparación

Primero hervimos las verduritas "duras", es decir, la coliflor y el brócoli, con un poco de agua y sal.



Por otro lado, forramos el molde donde vayamos a poner la tarta con el hojaldre. Yo ya soy una experta, extendemos la masa en una tabla, colocamos encima del molde, y con los dedos la terminamos de colocar.



Y hacemos el resto de verduras en la sartén, salteamos la cebolla, incorporamos la berenjena y el champiñón.

Una vez hechos, incluimos la coliflor y el brócoli, le damos unos pocos meneos, y echamos la nata  que se mezcle bien todo. Salpimentamos, otro meneo, y metemos algo del queso rallado.


Ponemos el relleno en el molde forrado, encima del hojaldre, y lo metemos en el horno precalentado a unos 200 ºC hasta que esté doradito, esto viene siendo unos veinte minutos, pero varía dependiendo del tipo de horno.


Os tiene que quedar una cosa así. Yo lo saqué antes, porque ese día me puse en plan abuela y antes de las doce tenía la quiché hecha (digo en plan abuela, porque mi abuela a las once de la mañana tiene la comida hecha, no sé si el resto de abuelas harán lo mismo) y la dejé fuera un rato hasta la hora de comer, que le eché el resto del queso y lo gratiné hasta quedar como veis en las fotos finales.


Y así quedó, nos la comimos con una ensaladita, y yo creo que la pinta habla por si sola. 


Aquí detalle de la ración. ¡Hasta mañana fogoneros!



No hay comentarios: