Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

jueves, 19 de abril de 2012

Tarta tatín de plátanos y fresas con nueces caramelizadas

Hola fogoneros,

Como ya os dije, estoy descubriendo un mundo nuevo con la masa de hojaldre, no os preocupéis, esto no significa que ahora todas las recetas sean de hojaldre, el blog se tendría que llamar "hojaldres facilones" y no es plan... pero es cierto que gracias a mi hermana, últimamente estoy investigando nuevas posibilidades y salen recetas buenísimas, como esta que os traigo hoy.

Ingredientes
- 1 masa de hojaldre de 250 gramos (de estas congeladas)
- 10 nueces.
- 100 gramos de azúcar.
- 100 gramos de mantequilla.
- 3 plátanos.
- Un puñado de fresas (unas 6-8)



Preparación

Primero vamos a caramelizar las nueces. Fundimos la mantequilla en un cacito, echamos el azúcar, y cuando rompa a hervir, la ponemos a fuego medio durante unos cinco minutos. Se tiene que quedar un color como marroncito, parecido a los caramelos toffee. Después echamos las nueces, las dejamos unos minutos, y acto seguido, echamos 2 plátanos cortados a rodajas.



En el molde (redondo) donde hagamos la tarta, colocamos las fresas cortadas en mitades, y añadimos la mezcla de las nueces y los plátanos con la mantequilla. Nos tiene que quedar algo así:



Y ahora, viene el punto de inflexión, vamos a colocar la masa de hojaldre, la idea es tapar el contenido del molde, de tal forma, que cuando le demos la vuelta, se queda el hojaldre abajo, y las nueces y la fruta será la parte visible, esta es la característica principal de la tarta tatín.


Metemos los bordes, y cortamos la parte sobrante. Mira qué mono.


Y lo metemos en el horno precalentado durante unos 20-30 minutos a 200º. Una guía, cuando esté doradito el hojaldre la sacamos, y desmoldamos sin dejar pasar mucho tiempo a que se enfríe porque se nos puede pegar el caramelo al molde, así que hay que hacerlo cuando esté más o menos el caramelo (mantequilla + azúcar) todavía líquido, quedándonos así, doradito y con una pinta estupenda:




Yo me vine arriba, y le puse mi toque final, poniendo un plátano cortado y unas fresas como topping, y mirad qué mona me quedó, y más buena estaba... ¡Hasta mañana fogoneros!



No hay comentarios: