Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

lunes, 5 de marzo de 2012

Musaka light version

Hola fogoneros,

Hoy os traigo un recetón en versión light que os va a encantar, porque la musaka o pastel de berenjena, como prefiráis, lo que se dice ligero, ligero no es, vamos, que engorda una barbaridad entre la bechamel, el queso, las berenjenas fritas, y es una pena, porque mira que está bueno, así que os dejo esta versión que no engorda tanto y que además está muy bien, porque la puedes hacer un domingo, y ya tienes cena para toda la semana. Y los griegos que me perdonen, ¡por favor!.

Ingredientes
- 700 gramos de carne de ternera picada. Normalmente la musaka se hace con carne de cordero, que engorda mucho más, pero vamos, me da a mí que en España nadie la hace con cordero...
- 1 lata pequeña de tomate triturado.
- 1 par de berenjenas hermosas.
- 1 par de cebollas.
- 1/4 de bechamel: leche desnatada, harina integra, sal, pimienta, nuez moscada y aceite.
- Aceite, sal y pimienta.
- Queso para gratinar.

Preparación
Primero ponemos un poquito de aceite en una sartén (muy poquito que se supone que es una receta light) y hacemos la carne picada, salpimentamos y reservamos. 


Por otro lado, hacemos la berenjena. Yo la hice al vapor para que fuera más light todavía. Si no tenéis vaporera, ponéis a hervir agua y las dejáis un poquito, que queden enteras, que luego las vamos a cortar y si las dejáis hervir mucho vais a tener puré de berenjenas, y esa receta no la tengo. Reserváis y dejáis que se enfríen. Hacemos exactamente lo mismo con las cebollas: las pelamos y las ponemos enteras al fuego, que también queden más o menos duritas.


Por otro lado, vamos a hacer la salsa de tomate: un poquito de aceite, volcamos el tomate triturado, salpimentamos y dejamos que haga chof-chof, destapamos y dejamos a fuego medio fuerte, y cuando esté más o menos espesita la apartamos del fuego y reservamos.


Volvemos a las verduras, que ya estarán frías (esto es importante, que te quemas). Las cortamos en rodajas, como viene en la foto, por eso es fundamental que las cuezas sin pasarte, porque de lo contrario se te van a deshacer.


Por último, procedemos a hacer la bechamel. Para que la receta sea más light yo la he hecho con leche desnatada y harina integral, vamos, que aquí hemos rizado el rizo: un poquito de aceite, echamos la harina, la removemos, incorporamos la leche y a mover hasta que tengamos la bechamel, poquito de sal, pimienta y nuez moscada, y ya está.
 

Y ahora que lo tenemos todo, vamos a montar la musaka: cogemos una bandeja de horno, y empezamos poniendo una capa de carne, otra de tomate, otra de berenjena, otra de bechamel, otra de cebolla, y así hasta terminar todos los ingredientes.


La última capa tiene que ser de bechamel, y encima la cubrimos de queso para gratinar. La dejamos gratinando a 200ºC hasta que quede doradita, más o menos así. ¿Habéis visto que pinta? ¡Hasta mañana fogoneros!.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Yo en vez de cocerla las paso por la plancha y tbien quedan bien aunque nunca como con las berenjenas fritas.
¡Por qué estará tan rico todo lo que engorda!
Saludos
Rosario (una paisana9
(Anómimo porque no sé de otra forma)