Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

viernes, 3 de febrero de 2012

El Batán de las Monjas

Hola fogoneros,

El día de hoy es frío, uno de los más fríos del año según las predicciones del tiempo, y la verdad es que me he visto tentada a no dar ninguna recomendación, porque seguro que la mayoría habéis decidido quedaros en casa con la calefacción al máximo, y enguatados hasta las cejas. Aún así, seguro que quedará algún valiente que no tema al frío, y que se atreve a salir. Para ellos, va dedicado el post de hoy, porque nos atrevemos a salir, y ya que lo hacemos, le vamos a echar valor, y nos vamos a la Sierra Norte, con un par, a pasar frío.

Este plan, lo hicimos la semana pasada y estuvo genial, y aunque no os atreváis a hacerlo este fin de semana, reservadlo para cuando el tiempo esté mejor, aunque con frío esto como que pega.

Pusimos rumbo a San Nicolás del Puerto, y dejamos el coche en el nacimiento del Huéznar. Allí cogimos un sendero, el cual está asfaltado y se puede ir andando, en bici, y si tenéis niños con carrito, también os podéis meter. El sendero está muy bien, y podéis contemplar unas vistas estupendas.

Lo que se veía mirando a un lado:


Lo que se veía mirando para el otro:


Bueno, pues nosotros nos fuimos dando un paseo desde el Nacimiento del Huéznar, donde hay un merendero, que también está bien para ir en plan con los tuppers de filetes empanados y esas cosas, pero si queréis algo más, y pasáis del rollo dominguero, os aconsejo que sigáis hacia delante y que os adentréis en el sendero hasta el Batán de las Monjas. Realmente se puede ir en coche también, abajo os pongo la web para que sepáis como podéis llegar, pero nosotros fuimos andando. Se tarda más o menos una hora, y merece la pena, porque así como que te pones hasta arriba, y no te duele tanto, más sabiendo que después tienes que volver...

Bueno, pues llegamos al Batán de las Monjas, que además de restaurante es un complejo de turismo rural con apartamentos y camping. El restaurante es muy rústico y acogedor, y lo importante, que se come estupendamente.

Entrada del complejo:


El restaurante por dentro, con su piano:


Y su chimenea como está mandado:


Por cierto, tiene dos plantas, yo aconsejo la de arriba, que es esta que os enseño, es más acogedora. No me enrollo más, nos sentamos y entramos en materia, a ver que os parece.

Empezamos con unas migas, que este tipo de sitios de sierra es plato obligado:



Y en tierra de setas, imposible irnos sin probar este guiso de setas, que estaba impresionante:


Por supuesto, una carnecita tenía que caer, esta presa estaba tierna, muy bien hecha, de las mejores que he comido últimamente:


También pedimos patatas a lo pobre, también muy ricas:


Disfrutamos de unos alcauciles rellenos, que bueno, yo creo que la pinta lo dice todo, y que es un plato muy laborioso que no a todo el mundo le sale bien:


Rematamos con estas costillitas, que igualmente estaban deliciosas:


Y por supuesto, después de una comida así, y sabiendo que nos esperaba una hora de camino de vuelta, el postre era obligado. Aquí tenemos tarta de queso casera, flan de dulce de leche, panacota y flan de dátiles, todos exquisitos.


Pedimos además de todo esto, vino de la casa, y varios refrescos, y después café e infusiones. Éramos cuatro comensales, y no llegó la cuenta a 70 Euros, unos 17 Euros por cabeza (últimamente me estoy acostumbrando a poneros los precios, para que sepáis a lo que vais) vamos, que estupendamente, que merece la pena el paseo, porque cumple con las tres Bs de bueno, bonito y barato, que nos pusimos hasta arriba con vino y postre, calidad y cantidad. Y un dato tonto, pero para mí importante, que las patatas fritas son caseras, esto es indicativo de calidad, por lo menos bajo mi punto de vista. 

Y ya está, esto es lo que ha dado de sí el post, que no os atrevéis este fin de semana, pues lo dejáis para la primavera, pero el plan es genial. Después nos volvimos dando otro paseo para bajar la comida, y lo cierto es que echamos un día estupendo, en mitad de la naturaleza, y con una comida estupenda. Os dejo la web por si os animáis http://batandelasmonjas.es/batan-de-las-monjas.html. ¡Hasta el lunes fogoneros!.

No hay comentarios: