Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Canelones rellenos de morcilla ibérica con esencia de Pedro Ximénez

Hola fogoneros,

Hoy os traigo un recetón con mayúsculas. Mi tía me trajo una morcilla fresca ibérica del Valle de los Pedroches, que tiene unos embutidos y unas viandas de aquí te espero, además de la famosa leche Covap. El caso es que me dio la idea para hacer unos canelones, y me aventuré en este invento maravilloso, bastante facilón y a la vez sorprendente. ¿Quién se atreve?.

Ingredientes (para ocho personas).
- 3/4 de kilo de morcilla fresca (no vale la de arroz). Se puede encontrar en la charcutería de cualquier super en condiciones, en charcuterías de mercados de abastos seguro.
- 1 cebolla.
- 1 zanahoria grande.
- 1 chorreón de vino dulce, Pedro Ximénez o similar.
- 3 paquetes de canelones fáciles del Pavo.
- Bechamel para cubrir los canelones.
- Queso rallado.
- Aceite y sal.

Preparación

Aquí tenéis el ingrediente fundamental de la receta, morcilla fresca de Villanueva de Córdoba, de donde es oriunda mi familia materna, no le hago más publicidad, que luego vais y pierde el encanto. Esto frito está bueno tal cual, incluso untado con pan tostadito está de muerte. La tenéis que abrir, quitar el pellejo, y la reservamos para lo que viene. Preparados, listos, ya!.

Sofreímos en una sartén la cebolla picadita muy pequeña y finita junto con la zanahoria. Cuando estén blanditas, echamos la morcilla.


Salpimentamos, y echamos el chorreón de vino dulce y dejamos unos diez minutos, más o menos hasta que tenga este aspecto. Con esto, y sólo con esto, rellenaremos los canelones.


Mientras tanto, vamos haciendo los canelones según venga en el paquete de turno. Yo los compré de estos del Pavo que son muy fáciles, sólo hay que dejarlos en agua caliente unos 20 minutos, y removerlos de vez en cuando para que no se peguen.


Y ahora empezamos a enrollar hasta tenerlos todos: poquito de relleno, enrollamos y a la fuente:


Una vez que tengamos los canelones, los "enfoscamos" con la bechamel, y después le ponemos el queso rallado encima, que lo cubra todo, con medio paquete está bien.


Los metemos en el horno y los dejamos unos veinte minutos, más o menos hasta que os queden así:


Y aquí os dejo este pedazo de plato, que estaba igual de bueno o mejor que la pintaza que muestra la foto. ¡Hasta mañana fogoneros!.


No hay comentarios: