Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Risotto de chipirones

Hola fogoneros,

Hoy os traigo una receta estupenda, y lo importante, ¡que es nueva!. Muchas gracias por la paciencia, ya que como sabéis ha sido misión imposible actualizar el blog en las tres últimas semanas, por eso hemos estado recuperando entradas antiguas. Creo que la excusa es bastante buena: me he convertido en una fogonera - mamá, lo que siginifica que estoy muy contenta, pero mi peque no me deja tiempo para nada. En cualquier caso, intentaré organizarme y seguir actualizando el blog. Así que una vez más, gracias a todos, hoy la receta os la dedico a vosotros, sobre todo, a aquellos fogoneros que seguís Fogones Facilones desde el principio, que sois los que hacéis que tenga ganas de hacer y traeros nuevas recetas todos los días, aún cuando no hay tiempo ni para pedir pizza...

Ingredientes
- 1 puñado de arroz por comensal.
- 1 par de chipirones.
- 1 cebolla pequeña.
- 1 pimiento verde.
- 2 litros de caldo de pescado:
- Aceite y sal.
- Caldo de pescado (unos dos litros)
- Un poco de queso rallado, si es parmesano, mejor.

Primero hacemos el caldo de pescado, que es muy fácil: o lo compramos hecho, que sería lo más fácil, o simplemente ponemos en dos litros de agua una zanahoria, una cebolla, un puerro, una cabeza de pescado blanco, un poco de sal, y se hierve unos veinte minutos. Ya está. Hay otras versiones más depuradas, pero para lo que queremos esto va que chuta. Colamos, y nos quedamos con nuestro caldo.

Sofreimos la cebolla y el pimiento, todo picadito fino, y echamos los chipi también cortaditos. Lo dejamos unos diez minutos hasta que todo esté blandito. Echamos el arroz y le damos unas vueltecitas en el sofrito.

Vamos incorporando el caldo de pescado (que esté caliente) poco a poco: la  historia es poner un cazo de caldo en el arroz, dejamos que se evapore y echamos otro cazo, así sucesivamente hasta que esté el arroz, que tiene que quedar cremosito, y sin que se pase. Por último, le echamos una cucharada de mantequilla, el parmesano rallado, removemos, y ya está. Espero que os guste y lo pongáis en práctica. ¡Hasta mañana fogoneros!.


No hay comentarios: