Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Bacalao en salsa de almendras y gambas sobre lecho de patatas y calabacines

Hola fogoneros,

Hoy os traigo un recetón de esos para que invitéis a cenar y quedéis estupendamente, nada más que el nombre es súper sugerente, y entre nosotros, no os podéis imaginar lo buenísimo que está. Como siempre es súper fácil, y no se tarda demasiado, vamos, otro plato de estos que suena rimbombante al máximo, y después os daréis cuenta que para nada, que es fácil de hacer, y que no hace falta pegarse tres horas en la cocina para hacer algo en condiciones.

Ingredientes (para dos personas con mucho saque)
- 1 taco de bacalao (fresco) de unos 150 gramos por comensal.
- Harina.
- Aceite.
Para la salsa
- 1 cebolla pequeña.
- 1 brick de esos pequeños de nata para cocinar.
- 50 gramos de almendras.
- 1 puñado de gambas peladas (de esas congeladas).
- 1 chorreón de vino blanco (medio vasito).
- Aceite y sal.
Para la guarnición
- 1 patata mediana por comensal.
- 1 calabacín por cada dos comensales.

Preparación
Primero pasamos por la harina el bacalao. Yo lo compré fresco, que a mí me gusta mucho el bacalao fresco, pero no creo que haya problema en poner otro tipo de pescado, como merluza, vamos que con un pescadito blanco esto va bien. Pues eso, lo enharinamos, y con el aceite muy caliente, lo ponemos vuelta y vuelta, que se quede doradito, pero no hace falta que se haga bien por dentro, porque luego lo echaremos en la salsa, y ahí se terminará de hacer. Los reservamos.



Por otro lado, vamos a proceder a hacer la salsa, que es facilona total. Primero, pelamos y cortamos la cebollita en trozos muy pequeños, y la sofreímos. Una vez que esté pochadita, le incorporamos las gambas, que se pueden echar directamente congeladas, yo por lo menos lo hice así. Las almendras, si están enteras las pasáis por el mortero, que se queden totalmente pulverizadas, o las compráis ya machacadas, vosotros mismos. Se echa a la sartén, se le dan unos meneos, y le ponemos el medio vasito de vino blanco, lo dejamos dos minutos e incorporamos el bote de nata entero. Le ponemos el punto de sal, y lo ponemos a fuego vivo hasta que empiece a salirle burbujitas a la nata.



En este punto, bajamos el fuego e incoroporamos los lomos de bacalao rebozados a la salsita, y los dejamos tapados y a fuego lento unos quince minutitos o así, que se impregnen bien de la salsa.


Mientras se va cociendo el bacalao en la salsita, vamos a ir haciendo la guarnición. Yo lo que hice fue pelar la patata y el calabacín, y los corté en redondo, lo que viene siendo las patatas panaderas, así, redonditas de forma, tanto una cosa como la otra, y lo dejé todo con un poquito de aceite en el microondas durante unos 10 minutos. Que no lo queréis hacer así, pues le dáis una fritada y ya está, o lo hacéis a la plancha, o al horno, o como vosotros queráis. Una vez hecho, cogemos una fuente, ponemos el lecho de patatas y calabacines, retiramos del fuego los bacalaos, echamos primero la salsa a la fuente con cuidadito, y por último colocamos los lomos de bacalao, y mira qué cosa más rica, más fácil y más sensacional:


Os dejo también foto de la ración, espero que os haya gustado, a mí sí que me gustó... ¡Hasta mañana fogoneros!









No hay comentarios: