Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

viernes, 19 de agosto de 2011

Bar "Antojo" - Alameda

Hola fogoneros,

Hoy el blog se lo dedico a mi amiga Aiora, que el otro día nos llevó al bar "Antojo", que está al principio de la calle Calatrava, en la Alameda, concretamente en el número 44, y es un espacio bastante amplio, bien decorado, en plan Ikea, muy mono y muy bien puesto.

La carta está bastante bien, así variadita mezclando tradición y moderneces, que es algo que se lleva mucho hoy en día. Echamos un rato muy bueno, y como no tenemos fondo, pues reventamos como siempre, pero vamos, mejor para vosotros, porque así la muestra de platos y postres es más variada, y veis todo lo que tiene.

Empezamos con varios entrantes, entre ellos, una ensaladilla, que estaba bastante buena:


Pedimos también un poquito de queso payoyo, típico de la Sierra de Cádiz, os animo a que compréis de este queso, está impresionante.


Nos pusieron también un poco de carne mechada, que no nos falte de nada, que no, que no...


Y como para comenzar la ensaladilla, el queso y la carne mechada era poco,  pues pedimos unas croquetas no nos fuéramos a quedar con hambre... Riquísimas y caseras de  verdad.


Luego fuimos pidiento tapitas, esta de huevo, no recuerdo exactamente como iba, pero estaba bueno, vamos, que es lo que importa.


Ceviche, como veis la carta es bastante variada.


Esto es un canelón relleno de cerdo, buenísmo.


Y esta fue la tapa que más me gustó, era bacalao al carbón, estaba para reventar, pedidla si vais.


Esta es una cazuelita de carne con crema de patata, creo recordar, esta yo no la probé.


Aquí una tapa de pollo, que también estaba buena.


Éramos cinco, y pedimos tres postres para compartir, porque insisto, nosotros vayamos a donde vayamos tenemos que reventar. Y reventamos estupendamente con esta pedazo de tarta rellena de nata que estaba increíble...


Seguimos reventando con este, atención: granizado de mojito con helado de limón y bizcocho de hierbabuena, nos terminamos peleando por el bote, por lo que había dentro del bote.


Y por último un brownie de chocolate blanco, acompañado de helado de chocolate, exquisito. Y hasta aquí la recomendación de hoy, el sitio está muy bien, y no es caro, las tapitas orginales, merecen la pena, y además es muy amplio y diáfano, que a mí cada vez más me agobian los sitios de ochocientas mesas en tres metros cuadrados, manías que tiene una. Bueno, no me enrollo más por hoy, ¡hasta el lunes fogoneros!.


No hay comentarios: