Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

lunes, 8 de agosto de 2011

Arroz con pollo

Hola fogoneros,

Empezamos la semana con una receta clásica y facilona, que no necesita muchos ingredientes, y que está buenísimo.

Ingredientes (para cuatro personas)
- 1 vaso de arroz por cada dos personas.
- Medio kilo de pollo: vale todo, muslos, pechuga... y el caparazón para hacer el caldo.
- Caldo: el caparazón del pollo, cinco vasos de agua y sal.
- 1 tomate.
- 3 dientes de ajo.
- 1 pimiento verde.
- 1 trozo de pimiento rojo.
- 1 puñadito de guisantes (opcional).
- Aceite, pimienta y sal.


Preparación

Por un lado ponemos el caparazón del pollo a cocerse en agua con un poco de sal. Vamos a necesitar unos cinco vasos de agua, algo más de un litro. El caldo que resulte se lo echaremos despúes al arroz. Básicamente pon una olla con agua y sal a hervir, echa el caparazón del pollo, y déjalo unos 10 minutos a fuego medio. Si quieres, para "enriquecerlo" más, ponle un poco de puerro y una zanahoria. Reservamos.

Una vez hecho el caldo, salpimentamos el pollo, y después se marca, es decir, lo vamos a dorar, echamos en una sartén un poquito de aceite, como unas tres cucharadas o así, y dejamos el pollo a fuego vivo hasta que esté doradito. Se trata de que tome color por todos los lados, esto se hace en cinco minutos, lo que tarde en dorarse. Reservamos (hoy todo lo reservamos...).

En el mismo aceite donde hemos dorado el pollo, ponemos los ajos a dorar, una vez doraditos, le echamos los pimientos cortaditos, y dejamos que se hagan, por último, ponemos el tomatito, también picado, y le ponemos el punto de sal, hasta que esté todo hecho. Le incorporamos el pollo, lo mareamos (removemos) junto con el resto de las verduras, y yo normalmente echo el arroz ahora porque me gusta que coja el saborcito del sofrito, le damos unas pocas vueltas, que coja la esencia de las verduras y el arroz.

Ahora le echamos el caldo, dos vasos y medio por cada vaso de arroz. Como somos cuatro, le hemos echado dos vasos de arroz, así que necesitamos cinco vasos de caldo en total (qué importantes han sido las matemáticas siempre...). Si os quedáis cortos de caldo, echadle lo que os haga falta de agua, tiene que estar caliente para que no corte la cocción.

Una vez que empiece a hervir, lo mantenemos unos ocho minutos a fuego vivo. Llegado este punto, bajamos el fuego, y lo tenemos unos siete-ocho minutos más, aquí echamos los guisantes, y lo dejamos otros siete minutos más. Pasado este tiempo, retiramos del fuego, y lo dejamos reposar cinco minutitos, y ¡a comer!. ¿Os ha gustado?. Espero que sí... ¡Hasta mañana fogoneros!.


No hay comentarios: