Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

miércoles, 27 de julio de 2011

Albóndigas de choco

Hola fogoneros,

Os traigo una receta muy especial, muy de la costa de Huelva, y que realmente está increíble. No conozco a mucha gente que las haga caseras, la mayoría las suelen comprar en la pescadería o las comen por ahí, así que hoy os propongo un reto, y es que os atreváis a hacerlas. No puedo decir que sea facilona, facilona, pero bueno, si le ponemos cariño seguro que sale.

Preparación
- Medio kilo de chocos.
- Medio bollo de pan de ayer.
- Media cebolla.
- Perejil.
- 2 huevos.
- Leche.
- Sal y pimienta.
- Harina.
- Aceite.
- Para la salsa: media cebolla, un trozo pimiento rojo, un tomate y un poquito de vino blanco.

Preparación

Como el tema tiene miga, nunca mejor dicho, lo explico en fotos paso a paso, ¡sin miedo! Primero vamos a picar bien el choco, en cualdraditos, lo reservamos. Picamos la media cebolla y la reservamos también. Cogemos el bollo y lo migamos con la leche. Y ahora, y esto es lo único realmente complicado, vamos a pasar por la batidora el choco junto con la cebolla. Incorporamos el bollo migado en leche y los dos huevos, echamos el perejil, y le ponemos el punto de sal y pimienta, y lo pasamos todo hasta que se quede la masa para poder hacer las albóndigas.



Mientras, vamos a ir haciendo la salsa: en una olla grande sofreímos la cebollla, con el pimiento y el tomate y que vaya haciendo chof-chof.


Por otra parte, vamos liando las albóndigas. Cogemos un poquito de la masa, la redondeamos, y las pasamos por harina, como en la foto.


Pasamos a freír las albóndigas, con cuidadito, hasta que se doren.


Metemos las albóndigas en la salsa, las dejamos un rato.


Le echamos el chorreón de vino blanco, lo dejamos a fuego medio unos diez minutos que se mezclen las albóndigas bien con el sofrito.


Y esto amigos, está de toma pan y moja, si encima le ponemos unas patatitas lo bordamos. Pues bueno, hasta aquí mi receta, que por cierto, tengo que decir que el truco está en el bollo migado en la leche, normalmente la gente pone pan rallado, y que dicho truco me lo enseñó mi pescadero del mercado de Triana, fogoneros, id al mercado, se aprende mucho. ¡Hasta mañana fogoneros!.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Así es, en los mercados hay mucha sabiduría culinaria, yo también soy asidua del Mercado de Triana y siempre traigo alguna receta nueva

Anónimo dijo...

Pues si, la receta tiene miga...sobre todo si te pasas con el pan, porque, entonces, las albóndigas no sabrán a nada. Pero, sobre todo, la receta tiene "mala leche", especialmente en el caso de que no escurras muy muy bien el pan mojado en ella antes de añadirlo a los chocos y la cebolla picada. En ese caso la masa te quedará muy líquida y.......mal asunto. Pero claro, como ni lo advierte ni dice cuanta leche es necesaria, es fácil que se te "pase la leche" y te entre la "mala leche". Un poco más de precisión, por favor.

Fogones Facilones dijo...

En los ingredientes puedes ver que se dice medio bollo pan, con lo cual, si no echamos más de eso, no nos pasaremos, y si le echamos las cantidades recomendadas, la masa quedará como tiene que quedar. No se indica la cantidad de leche, porque simplemente es para mojar dicho bollo de pan, se miga como dice en la receta, yo no lo escurro especialmente y me quedan buenísimas, por eso no lo meciono. La cocina no es una ciencia exacta, a mí unas veces me ha salido más esponjosa y otras más seca. En cualquier caso, lo mejor es la práctica e intentar disfrutar del proceso, sin duda alguna el mejor ingrediente para que salgan buenas las recetas es echarle cariño.