Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

miércoles, 29 de junio de 2011

Tarator búlgaro

Hola fogoneros,

Hoy os traigo una receta sorprendente, muy veraniega y refrescante, y por supuesto facilona total. El tarator búlgaro es una sopa fría típica de Bulgaria. Está hecha a base de yogur y pepino, con lo cual es muy nutritiva y súper sana,  y en estos días de tanto calor viene estupenda. He de decir que la receta no es mía, me la ha enviado una fogonera muy especial, la cual ha tenido la deferencia de compartirla con nosotros. Es de Carla Royo-Villanova, a la cual agradezco su simpatía y amabilidad. ¡Muchísimas gracias Carla!. Me gustaría dejaros su página web http://www.carlabulgaria.com/, donde podréis encontrar su línea de productos de cosmética natural "Carla Bulgaria Roses Beauty", todo a base de Agua de Rosa, una auténtica maravilla, porque digo yo, que si cocinamos y además lo hacemos con una piel estupenda y radiante, mejor que mejor, ¿verdad?. Os animo a que le echéis un vistazo, porque además en la web podéis seguir su blog, con muchos temas, y una gran variedad de información y links, que estoy segura que serán de vuestro interés.

Ingredientes (para cuatro personas)
- 4 yogures griegos (que son los que más se parecen al yogur búlgaro) ojo que ahora los venden azucarados! Tienen que ser naturales normales.
- 2 pepinos.
- Ajo (al gusto).
- 3 ó 4 nueces.
- Eneldo fresco, bastante, 2 cucharas soperas. O a gusto del consumidor.
- 2 cucharadas de Aceite de oliva.

Preparación
Los pepinos se pelan y se cortan en pequeños tacos. En un cuenco se mezcla el yogur con los pepinos y las nueces picadas y el eneldo fresco picado. Si no hay fresco también sirve el seco.

En un mortero se mezcla el ajo picado con el aceite de oliva. Si no se conoce el gusto por el ajo de quienes vayan a comerlo, lo ideal es ponerlo en un recipiente a parte para que cada uno se sirva lo que quiera.

Se sirve bien frío, incluso se recomienda servirlo con algún hielo para que se licue un poco más. Es muy fácil y está delicioso.

También existe el tarator seco, que es lo mismo pero se deja unas 8 horas metido en un trapo de hilo apretado para que el yogur pierda toda el agua y se deshidrate. Este tipo de tarator es ideal como aperitivo. 

Nosotros de momento nos quedamos con el clásico. Yo no lo había probado nunca y realmente me conquistó, así que si queréis sorprender con algo original, os animo a que lo hagáis. Os dejo el resultado, y a Carla Royo-Vilanova, una vez más agradecerle esta maravillosa receta, os vuelvo a dejar su web http://www.carlabulgaria.com/. ¡Hasta mañana fogoneros!


Más ideas gastronómicas en facebook y twitter: www.facebook.com/fogonesfacilones / @fogonfacilon

3 comentarios:

Marta Becerra dijo...

Qué buena pinta y qué fácil! Me encanta esta página! Y la de Carla también. Yo hace un año que caí rendida ante sus productos.

Fogones Facilones dijo...

Muchas gracias Marta, a nosotros también nos encantan!

miguel dijo...

....rocio ya te esta preparando para la cocina internacional....adelante