Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

lunes, 20 de junio de 2011

Puchero, pringá & ropa vieja

Hola fogoneros,

Sí, lo sé, es verano, y lo último que queremos con estos calores es comer puchero, pero el post de hoy es especial, ya que va dedicado a un amigo que se va a "los madriles" a trabajar, porque pese a estos tiempos de crisis, está claro que la gente buena siempre encuentra su oportunidad, y este es el caso de Fran, y como Fran ya no va a tener a su madre alrededor para que le haga el puchero (aunque luego se lleve los tuppers...) se me ocurre, que esta es la receta por excelencia que todo aquel que se independiza debe saber. Entre otras cosas, porque el puchero es fuente inagotable de recursos culinarios, de él salen un buen plato de garbanzos, una buena pringá, unas exquisitas croquetas, un caldito con arroz, y por supuesto, la tradicional ropa vieja. Así que hoy hacemos triplete, ya que el otro día al despedirnos, se habló de la ropa vieja, te la dejo aquí también, además de la pringá, que nunca está de más... Fran, toda la suerte del mundo en esta nueva etapa, va por ti, compañero.

Ingredientes
- 3 ó 4 puñados de garbanzos.
- 2 patatas grandes.
- 1 apio pequeño.
- 1 puerro.
- 4 ó 5 zanahorias.
- 1 trozo de jarrete de ternera.
- 1 muslo de pollo.
- 1 cuarto de ternera magra.
- 1 hueso blanco.
-  1 trozo de tocino salado.
- 1 trozo de costilla de cerdo salada.
- 1 trozo de tocino fresco.

Preparación
Lo primero, que esto es fácil, poner los garbanzos en remojo el día anterior. Y ya al día siguiente, lavamos los huesos para quitarles la sal que tengan de más, y en una olla grande, echamos todos los ingredientes menos las patatas, que las cortaremos en cuatro trozos cada una y las reservaremos para más tarde.

A medida que se vayan cociendo los ingredientes, el caldo irá soltando espuma, esta espuma la tenemos que ir quitando porque amarga el caldo, ya que son las grasas e impurezas del tocino y de los huesos. Quítala con una espumadera, o con un cucharón grande. Cuando haya dejado de soltar espuma, echamos las papas, y tapamos la olla. Si la olla es a presión, se deja una hora, y si es normal, unas tres.

Pringá

Pasado ese tiempo, retiramos los huesos y las verduras, y con la carne y el tocino hacemos pringá, que básicamente es machacar el tocino con la carne, ponértelo en un pan, y comértelo, a ser posible, con una cerveza fresquita. Personalmente, yo con esto, no necesito nada más para ser feliz, y lo digo totalmente en serio: un grupo de amigos, una buena charla, un montadito de pringá y un botellín, y ni comprándome un bolso de Loewe sentiría tanta plenitud...


Ropa vieja

Ingredientes
- Ajo, aceite y sal.
- 2 hojas de laurel.
- Un poco de la carne y de los garbanzos del puchero.
- Vino blanco.

Preparación
Básicamente se trata de freír los ajos con el aceite de oliva, junto con los garbanzos, después le incorporamos la carne desmenuzada y el laurel, le ponemos el punto de sal, lo mareamos, le echamos el vino, lo tenemos cinco minutos, y lo servimos con unas patatas fritas. Y ya que estamos metidos en faena, mañana os traeré unas croquetas de puchero como dios manda. ¡Hasta mañana fogoneros!


No hay comentarios: