Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

lunes, 23 de mayo de 2011

Gazpacho

Hola fogoneros,

Traigo una receta que aunque todos la sepamos hacer, porque es realmente fácil, yo os dejo la mía propia, ya que en cada casa se hace de una manera. Unos lo hacen con pan, otros sin, otros con cebolla, otros sin cebolla, algunos con ajo y otros sin él. El gazpacho, ¿qué decir de él? es refrescante, sano, rico, entra a cualquier hora, y casi no engorda, vamos, que este plato tan mediterráneo y tan estupendo, sólo tiene ventajas, así que os lo traigo en estos días que está haciendo un calor de verano total, y que viene tan bien, aunque algunas adictas como yo, lo tomamos desde febrero, y a diario...

Ingredientes
- 1 kilo de tomates.
- 1 pimiento.
- 1 trozo de pepino (como la tercera parte de un pepino más o menos grande).
- Media cebolla pequeña, o la cuarta parte de una grande.
- Aceite (la capacidad de medio vaso normal o de un vaso pequeño, vamos un buen chorreón).
- Vinagre.
- Sal.
- Agua.

Preparación
Básicamente se lavan y trocean todos los ingredientes y se pasan por la batidora o por el vaso americano, turmix, termomix, y demás electrodomésticos que nos facilitan la labor de "meneo" haciéndolo en un momento, sin usar el mortero como nuestros abuelos. Yo tengo un vaso americano increíble, y me lo deja súper fino. Si no es vuestro caso, pelad los tomates antes, o una vez hecho, pasadlo por el chino o colador, para que no os quedéis con los "pellejitos" del tomate y demás verduras flotando en el plato.

Y como cada maestrillo tiene su librillo, yo os cuento el mío. Como veis yo no le echo pan, ¿por qué? Por la sencilla de razón de que así engorda menos, lo que hago es que le echo menos agua, practicamente no le echo, y así se me queda espesito sin necesidad de pan, ni de añadir calorías.

Los tomates que sean rojitos, a ser posible tipo pera, y cuanto más maduros mejor, más rico el gazpacho. También le echo cebolla, para que le dé el punto fuertecito, pero como me gusta suave, y no me gusta que la boca me huela a ajo (soy así de rara...) no le suelo echar ajo, lo sustituyo por la cebolla.

En cuanto al vinagre y la sal, yo voy probando, echa un poquito, bate, prueba, vuelve a echar, vuelve a batir, vuelve a probar, y cuando te sepa rico, pues paras, y ya está. En cuanto al agua, lo que he dicho antes, yo le echo poco para que quede espesito, pero como quieras, si lo quieres más líquido, para beber, pues echa más agua y punto. Después lo metes en la nevera, y fresquito a disfrutarlo. ¡Hasta mañana fogoneros!.



No hay comentarios: