Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

lunes, 11 de abril de 2011

Tortilla de patatas facilona "light version"

Hola fogoneros,

Os traigo un clásico pero renovado, ya que vamos a hacer las patatas en microondas, y ahora os estaréis preguntando, muy bien, pero, ¿qué ventaja tiene eso?, pues mira, que al no freír las patatas, la tortilla va a engordar muchísimo menos, o mejor dicho, tú vas a engordar muchísimo menos y te la tomarás con el doble de alegría. Aprovecho para felicitar a mi amiga Macarena por su cumple, y ya sabes Maca, este es tu regalo, que me has pedido un montón de veces esta receta, así que ahí la llevas.

Ingredientes
- 4 huevos.
- 2 patatas grandes.
- Aceite y sal.

Preparación
Pelamos las patatas, y las cortamos en redondo ni muy gruesas ni muy finas. Las colocamos en un recipiente de microondas, y le echamos un chorreoncito de aceite y sal, básicamente que las patatas se queden impreganadas con el aceite, pero sin pasarse. Lo metemos en el microondas a toda potencia unos diez minutos. Cada tres dale un meneo y si ves que están antes las quitas, o las dejas más si no están. Se quedan entre cocidas y fritas, y ya te digo, como no se fríen, la tortilla lleva como la tercera parten de calorías que una tortilla normal (la verdad es que no sé si es la tercera parte, me lo estoy inventando, pero vamos, que por lógica tiene que engordar mucho menos). En cualquier caso, si no tienes problema con la dieta, te diré que es mucho más limpio hacerlo así, y que te ahorras bastante en aceite.

Seguimos, después de que las patatas estén hechas, las pasamos a un bol donde estarán los huevos batidos. Le echamos un poco de sal y mezclamos bien, y por favor, no hagas cosas raras de esas de probar una patata mojada en huevo, que está crudo, hombre, que esto no tiene que ser bueno.... Calentamos un poco de aceite en la sartén y cuando esté caliente echamos el contenido del bol. Esparcimos bien el huevo y las patatas hasta que se adapte a la forma de la  sartén, y aquí bajamos el fuego. Cuando la base esté presumiblemente hecha, que tú veas que hay consistencia para darle la vuelta, coge un plato, lo pones encima de la sartén, y con el mejor pulso que puedas, le das la vuelta a la sartén dejando el proyecto de tortilla encima del plato. Acto seguido vuelve a depositar la tortilla por su parte menos hecha encima de la sartén. Cuando veas que esta parte está hecha, subimos un poquito el fuego, para que se quede doradita por fuera y jugosita por dentro, y volvemos a dar la vuelta por un lado y otro, hasta que se quede dorada por los dos lados.

Y ya está, ya hemos hecho nuestra súper tortilla "light version" con todo el sabor de una tortilla convencional, sin abusar del aceite ni enchufar la freidora. Os dejo el resultado, pero antes, os vuelvo a recordar nuestro súper concurso de torrijas, ya sabéis, mandar vuestra receta y foto a rociotornay@gmail.com, tenéis hasta este viernes a las doce de la noche para mandarlo, hombre, si se cuela en sábado, la admito, pero no me hagáis esperar hasta el último momento... Y ya sabéis, las tres ganadoras se publicarán el lunes, martes y miércoles de Semana Santa, y tendrán los siguientes premios  por cortesía de Mamá Goyé en Juan Antonio de Cavestany, s/n, en uno de los laterales de la estación Santa Justa, concretamente el que que queda situado en frente del Sato Sport (ojo, que es este Mamá Goyé, y no otro):
- 1er premio: a elegir entre dos tarrinas grandes, o helado de litro, 32 sabores a escoger;
- 2º y 3er premio: una tarrina grande.

Y ahora sí, os dejo la maravillosa tortilla, rica y fácil, comible a cualquier hora, qué maravilla la tortilla, ¡hasta mañana fogoneros!:

1 comentario:

Macarena dijo...

Muchíiiiiiisimas gracias Rocío, me comprometo que para el estreno del piso probemos la tortilla estilo your way.....