Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

miércoles, 6 de abril de 2011

Semana de la pasta: Lasaña de mejillones

Hola fogoneros,

Os traigo una receta de esas que abres la nevera, ves que ingredientes tienes, y de repente te viene la inspiración y dices "me la juego a ver qué pasa". Cuando la probé, y era la primera vez que la hacía, quise desdoblarme para darme un beso. Un plato totalmente original, económico y que no dejará indiferente, dudo mucho (a no ser que el comensal en cuestión prefiera el Mc Donald´s a un plato de jamón) que no triuféis con esta receta, que es relativamente fácil y que si invitáis a gente a casa a comer, os aseguro que se quedará con ganas de más.

Ingredientes (para cuatro personas)
- 1 kg de mejillones.
- Placas de lasaña.
- 1 cebolla grande.
- Medio puerro.
- 1 trozo de pimiento rojo.
- Un poquito de brandy o vino blanco.
- Harina.
- Leche.
- Aceite.
- Pimenta, sal y nuez moscada.
- Un poco de bechamel (para gratinar).
- Queso rallado para gratinar.

Preparación

Lo primero, lavamos bien los mejillones y los ponemos en una cazuela grande con un poquito de agua y los cocemos hasta que se abran. Se hace rápido en dos minutos están abiertos. Una vez abiertos le quitáis el "bicho". Esto lo podéis hacer de un día para otro, o sobre la marcha, como queráis. Quitarle la carne se hace en cinco minutos, no se tarda nada. Y de verdad que os animo a comprar mejillones, porque dan mucho juego y un kilo te vale unos 2 euros o así, y están buenísimos.



Reservamos los mejillones y cocemos las placas de lasaña según como venga en el paquete. Atención: no os paséis mucho cociédonlas porque luego las vamos a meter en el horno un buen rato y tampoco es plan de que se deshagan. Otra cosa, cuando las cozáis, echad un buen chorreón de aceite, ¿por qué? porque se suelen pegar y luego no hay dios que las separe y eso ya no hay quien lo arregle. Lo mejor es que después de hervirlas, las saquéis una a una y las pongáis sobre un paño húmedo. A las malas, si os hecha esto para atrás porque sea la primera vez que lo hacéis (Maca, estos apuntes los hago pensando en ti...) hay unas placas de lasaña de la marca "El Pavo" que lo único que hay que hacer es remojarlas en agua caliente, y solucionado el problema.



Ahora vamos a proceder al relleno: sofreímos la cebolla, que esté bien picadita, y una vez que esté transparente, le incorporamos el puerro bien picadito también, por último el pimiento rojo en trocitos, ya sabéis. Picamos la carne de los mejillones hasta que se queden finitos, y se lo añadimos. Echamos sal, y el chorreón de brandy o vino blanco, lo que tengáis, lo mezclamos todo bien que se vaya haciendo. Incorporamos un par de cucharadas de harina y un chorreón de leche, y trabajamos toda la mezcla. Que nos pide más leche, le echamos más leche, que pide más harina, pues más harina, y por último le echamos la pimienta, la sal y la nuez moscada, que quede una masa consistente.




En una fuente para horno, empezamos a intercalar las placas de lasaña y el relleno: colocamos las placas, las cubrimos de relleno, más placas, más relleno, y así hasta que se acabe el relleno. En la última capa tiene que ir placas de lasaña, aquí "enfoscamos" con un poco de bechamel. La bechamel la puedes comprar hecha, o la puedes hacer tú, te dejo un enlace de cómo hacerla que está bastante bien: www.facebook.com/fogonesfacilones. Y por último, le echamos el queso rallado por encima y gratinamos en el horno a unos 200ºC durante unos 15 minutos, cuando veáis que esté dorado, lo sacáis y mira, mira:



Aquí te dejo la porción, que tiene una pinta impresionante. ¿Qué os ha parecido? ¿Os ha gustado la receta? ¡Hasta mañana fogoneros!.









No hay comentarios: