Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

lunes, 25 de abril de 2011

Light week: Pisto my way

Hola fogoneros,

Después del empacho de torrijas y pestiños que nos hemos pegado esta semana, porque además como ha llovido, habremos estado dentro de casa, hoteles o apartamentos de playa viendo llover, y cuando uno tiene tiempo libre y está bajo techo, ¿qué hace? pues visitar la nevera más que de costumbre, así que hoy lunes habremos llorado delante de la báscula, cual muro de las lamentaciones "ay, si es que me puesto hasta arriba, que no me entra el traje de flamenca ahora...", en fin, lo de siempre, así que esta semana vamos a hacer unas cositas bajas en calorías, pero no por ello hay que dejar de hacer cosas buenas, que hay cosas bajas en calorías que también están muy bien y no sólo de pollo plancha con lechuga adelgaza el hombre.

Os traigo un pistito, que se hace en un momento, con un montón de verduras, y le vamos a cuajar un huevo en el centro, y mira qué comida tan completa, y que no tiene casi calorías.

Ingredientes (para dos personas con mucho saque)
- Un trozo de pimiento rojo y un pimiento verde.
- 1 Cebolla.
- 2 ó 3 dientes de Ajo.
- 1 tomates.
- 1 calabacín.
- 1 berenjena.
- Aceite y sal.
- Media lata de salsa de tomate.
- 1 huevo por comensal.

Preparación
Ponemos poquito aceite en la sartén, que se supone que estamos a dieta, un cucharada o así, después las verduras empezarán a soltar su jugo, así que no temáis de que se nos peguen. Primero echamos los ajos y la cebolla picaditos, una vez que estén, le echamos los pimientos, picaditos también. Una vez hechos, incorporamos el calabacín y la berenjena a daditos. Y por último echaremos los tomates. Le ponemos el punto de sal, y cuando estén pochadas todas las verduras le añadimos un poquito de salsa de tomate, que hace que todos los ingredientes se amalgamen.

Hay gente que le echa un poquito de azúcar por contrarrestar la acidez del tomate. Yo no lo suelo echar, vosotros mismos, hay muchas versiones, mi abuela por ejemplo le echa patata, que la verdad es que le da un punto muy bueno. Hay gente que no le echa berenjena, en fin, yo os enseño el mío, y ya vosotros experimentáis. Por último, le cuajamos el huevo, vamos, que cuando esté hecho el pisto le ponemos un par de huevos encima, tapamos la sartén y dejamos que se hagan a fuego lento hasta que endurezca la yema, o bien se lo añadimos y lo ponemos en revuelto que se hace antes.

Y aquí tenemos este pisto, fácil y rico, que no engorda y que nos soluciona la dieta sin llorar ni pasar hambre, y ya os digo, que con poquito aceite, esto engorda más bien poco. ¡Hasta mañana fogoneros!


No hay comentarios: