Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

jueves, 20 de octubre de 2011

Magdalenas de chocolate blanco

Hola fogoneros,

Os traigo una receta, que aunque pueda daros miedo por la espectacularidad del nombre, es realmente fácil. Os lo aconsejo, no os asustéis y echadle valor, y no me refiero al chocolate... Sed valientes y soprended con esta receta facilona. Inventaros una tarde de merendola, y obsequiar a vuestras víctimas con un café irlandés (por ejemplo...) y estas magdalenas de chocolate blanco para acompañar. Una buena conversación y musiquita de fondo, y tendremos la tarde perfecta...

Ingredientes (para unas seis magdalenas de 250 g)
- 375 g de harina de fuerza.
- 125 g de azúcar.
- 200 g de chocolate blanco troceado.
- 2 huevos.
- 375 ml de leche.
- 2 cucharaditas de ralladura de limón.
- 160 g de mantequilla derretida.
- 45 g de almendras partidas en láminas.

Preparación
Lo primero es precalentar el horno a 210°C. Y en un molde para magdalenas, yo el otro día compré uno en Makro súper apañado (ahora soy fan de Makro) pero para algo más asequible tienda de los chinos que te crió que hay de todo. Seguimos, untamos el molde con la mantequilla y a continuación tamizamos la harina. ¿Os acordáis que era tamizar?: básicamente colar la harina para que quede limpita. A la harina (limpia) le añadimos el azúcar y el chocolate, y con todo esto hacemos un hoyo en el centro.

Por cierto, la harina de fuerza sirve para que queden más esponjosas y la miga más tierna. Una vez más, esto lo compré en Makro. Si queréis saber más sobre la harina de fuerza y donde comprarla, os he colgado cierta info en la página de facebook: http://www.facebook.com/fogonesfacilones

Batimos los huevos, la leche y la ralladura de limón en un recipiente donde quepan todos (fundamental). Y vertemos la mezcla en el hoyo que hemos hecho antes con la harina, el azúcar y el chocolate. Añadimos la mantequilla, y movemos con un una cuchara de acero inoxidable hasta que hayan unido bien. No batas mucho, que se tiene que quedar grumosilla. Y ponte un delantal porque me da que te estás poniendo bonito...

Colocamos la mezcla en el molde para magdalenas con una cuchara, llenando las tres cuartas partes de la capacidad de cada uno de los moldes. Ponemos las láminas de almendras encima, presionando para que se queden incrustadas, no seas bruto, que se trata de que se vea, no de que se quede en el fondo...

Lo dejamos unos 25 minutos en el horno, a la misma temperatura. Si no te fías, mete un tenedor o un cuchillo pequeñito en una de las magdalenas y si sale limpio es que ya está. Dejamos las magdalenas en el molde 5 minutos más, hazme caso, que te veo la cara de ansiedad y te vas a quemar... Las desmoldamos y las dejamos que se enfríen. Y ya está, a comer o engullir, tú mismo. ¡Hasta mañana fogoneros!.





1 comentario:

ana dijo...

Impresionante!! un exito entre las compañeras del Hospi!!! Te voy a pasar la factura del dietista guapa jajajaj.... besos esta genial