Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

miércoles, 2 de febrero de 2011

Recetas de toda la vida: Bacalao con tomate

¡Hola fogoneros!,

El otro día comentábamos que algunos saben hacer sushi con el bacalao, pero nosotros, que estamos en la semana tradicional, lo vamos a hacer con tomate. Antes de nada, mencionar que el pollo con papas de ayer es una receta de mi señor esposo, que cocina casi tan bien como yo. Lógico y normal, yo le enseñé...

Ingredientes:
- Bacalao (yo lo he hecho con bacalao fresco, el que quiera lo puede hacer con el otro).
- 2 tomates maduros grandes.
- 1 cebolla.
- 2 dientes de ajo.
- 1 pimiento.
- Puerro.
- Sal.
- Aceite.
- Un poco de vino blanco.

Preparación:
El truco del bacalao con tomate, está en el tomate, que evidentemte vamos a hacer casero porque ya somos unos expertos en sofrito, y básicamente eso es la salsa de tomate. Así que, empezamos: picamos la cebolla, la sofreimos con un poco de aceite, y luego, le echamos el puerro picadito (no le echéis lo verde por dios, lo blanquito...). ¿Y ahora qué viene? ¡el pimiento! muy bien, así me gusta, ya veo que no os perdéis ni un post, y depués, como de costumbre, el tomatito picado. Estupendamente, qué aplicados. Y ahora, un poquito de sal, y chuf, chuf, todo despacito, que suelten los jugos como está mandado. Así unos 20 minutitos mínimo a fuego bajo-medio. Cuando estén todas las verduras más o menos pochitas (deshechas) le echamos un chorreón de vino, y lo dejamos unos 5-10 minutos más. Y ahora, viene lo importante: batidora en mano, y a triturarlo todo para conseguir la salsa:




Mirad qué colorcito, casero, casero, de lata nada, ¿eh?. Seguimos. Cortamos en tacos el bacalao. En este caso lo corté yo, pero normalmente en la pescadería te lo cortan. Sofreímos un par de dientes de ajo, e incorporamos los tacos de bacalao y los dejamos hasta que se doren.





Por último, incorporamos el bacalao a la salsa de tomate, y ya que estamos, lo suyo es rizar el rizo y freír unas patatitas cortadas "en redondo", y emplatamos con la "camita" de patatas en el fondo del plato, la salsita de tomate, y sus tacos de bacalao. Y ahí lo tenéis. Ante esto, queridos fogoneros, lo mejor que podemos hacer, es coger un bollo de pan y dejarnos llevar por los sentidos. ¡Hasta mañana!.



PD: la mención a mi marido era broma (para escucharlo...), él cocina mucho antes de que yo lo conociera, y en honor a la verdad, soy yo la que aprendo de él, tanto en la cocina, como en otras parcelas de la vida. Gracias K.

No hay comentarios: