Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Pastel de berenjena facilón

Hola fogorenos,

Hoy os traigo el más fácil todavía, un pastel de berenjena facilísimo, con el que deslumbraréis a vuestros amigos, padres, madres, hijos, hermanos, suegros, primos, y a todo el árbol genealógico...

Ingredientes (4-6 personas)
- 3 berenjenas.
- 1 cebolla.
- 1 lata pequeña de tomate triturado.
- 500 gramos de carne picada, la que queráis, lo mismo da de cerdo, vacuno o ave.
- Medio litro de salsa bechamel: 2 cucharadas harina, 2 vasos de leche, sal, pimienta y nuez moscada.
- Queso rayado.
- Aceite y sal.

Preparación
Primero se pelan las berenjenas, con cuidadito, y se cortan en rodajas ni finas ni gruesas, una cosa así:




Y las ponemos a cocer con sal, unos cinco minutos, a ver si en vez de pastel vamos a hacer puré... que queden más o menos enteras.

Por otro lado, muy fácil, como siempre, se sofríe la cebolla, se incorpora la carne, se le echa sal y pimienta. Cuando la carne esté bien hecha, le ponemos un poquito de vino, que esto enriquece (el vino, que tiene el vino...) y después, le echamos la latita de tomate, y le ponemos el punto de sal, y lo dejamos unos cinco minutos más que quede bien hecho y todo mezcladito, tal que así:



Y ahora vamos al tercer paso, la bechamel. La bechamel, ¿qué decir de ella? hay gente que le parece dificil de hacer, es como todo, cuestión de práctica y de paciencia, pero el método en sí no es dificil: se derrite un poquito de mantequilla, aunque yo reconozco que lo hago con aceite, y se le incorpora un poco de harina, una cucharada o así, se remueve, y se le echa un poquito de leche, y se trabaja hasta que quede todo ligado. Yo lo hago así, poco a poco, le vuelvo a echar harina, y después leche, hasta que quede más o menos la cantidad que yo quiero. Si lo echamos todo desde el principio, corremos el riesgo de que en vez de bechamel obtengamos hormigón, que para enfoscar paredes nos puede servir, pero para el pastel, mucho me temo que no... Finalmente le ponemos sal y pimienta, y si tenéis, le rayáis un poquito de nuez moscada. Para los que tengan dudas, en la página de facebook de fogones facilones, os he colgado un video que está muy bien y muy claro, y a la malas, pues tan fácil como comprarla hecha...


Y sigo: ya tenemos la carne por un lado, las berenjenas por otro y la bechamel. Ahora se trata de montarlo todo: vamos haciendo capas con las tres cosas, primero la carne, después las berenjenas y por último la bechamel, así sucesivamente hasta que nos quedemos sin ingredientes. Esto lo hacéis en un molde para horno o microondas donde quepa todo, que luego cogéis uno chico y la liamos. La última capa, es decir la visible, tiene que ser de bechamel y encima, para darle el toque final, le ponemos el queso rayado, y lo metemos a gratinar en el horno o en el microondas, y vas mirando hasta que te quede así:


No es por nada, pero creo que estaréis de acuerdo en que la pinta es espectacular, os dejo una foto de la porción, que tiene más buena pinta si cabe. ¡Hasta mañana!





1 comentario:

Anónimo dijo...

Todavía me acuerdo de las patatas con bacalao que hiciste en casa de Jose en Narváez, que ricas te quedaron ni en dos vidas consigo hacerlas igual. Por fa.... esa receta...!!

Un abrazo inmenso.

Eva