Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

viernes, 4 de febrero de 2011

Cocina tú, que yo me voy a la calle

Hola fogoneros,

Hoy estrenamos sección. Parezco un presentador de A3... pero es cierto. El viernes pasado dije que hoy no cocinaba, que colgaría las recetas que me fuérais mandando, vuestras fotos de las recetas de fogones, arriba esos valientes que se atreven! y en último lugar, os recomendaría algún que otro sitio para comer. Así que, vamos a ponernos en marcha. Como diría Jack el Destripador, vayamos por partes.

Hoy os traigo una receta que me ha mandado una fogonera muy especial, llamada María José, que nos ha enviado una receta de patatas muy original y muy fácil de hacer, con sus fotos como está mandado. Ahí la lleváis tal cual me la ha mandado ella (que yo hoy no cocino, que no, que no...).

Patatas con laurel y pimienta rosa
Ingredientes:
- Patatas pequeñas (12-18)
- Hojas de laurel secas
- Pimienta rosa (2 cuch. Soperas)
- Pimienta negra molida
- Aceite de oliva virgen extra
- Sal
- Agua (1/3 de vaso)

Las patatas son de las que se llaman de guarnición, y por cada una se necesita una hoja laurel seca. La pimienta rosa no es frecuente en los supermercados normales, pero se puede encontrar en la tienda de delicatessen del Corte Inglés. Yo he utilizado sal rosa del Himalaya, porque la tenía en mi casa y me parecía que podía ir bien a esta receta, pero sirve cualquier tipo de sal.


Preparación:
"Lavar las patatas sin pelar, secarlas y hacer a cada una un corte a lo largo, sin llegar a separar las dos mitades.


Preparar una fuente de horno untada con aceite, y poner en ella las patatas en una sola capa, con una hoja de laurel dentro del corte que les hemos hecho. Pintar la superficie de las patatas con aceite de oliva. Añadir por encima dos cucharadas soperas de pimienta rosa, sal y pimienta recién molida. Agregar la mitad del agua y meter al horno, precalentado 10 minutos a 200º, durante 30 minutos (el tiempo depende del tipo de horno y del tamaño de las patatas). Si se quedan secas, rociar con un poco de agua durante el horneado."

He puesto tal cual la receta, y este es el resultado, la pinta es extraordinaria, muchas gracias María José, ¡seguro que estarían buenísimas!:


Bueno, y la fogonera Noelia, que es una valiente, se ha atrevido con la ensalada de pollo y aguacate, aquí nos ha dejado unas fotos como prueba. Me consta que triunfó y que le quedó buenísima:


¡Qué buena pinta! no os perdáis el detalle del tomate en forma de corazón, ¡qué grande!. Bueno fogoneros, pues como el post de hoy ha quedado de lo más completo, vamos a postponer la crítica gastronómica porque tampoco es plan de teneros todo el día leyendo, ya iremos intercalando los viernes unas cosas con otras, porque si no esto va a parecer El Quijote y no es plan. Por favor, seguid el ejemplo de estas dos fogoneras y mandadme vuestras recetas propias, y si os atrevéis con las recetas de fogones, mandad fotito, y ya la cuelgo yo para que presumáis. Buen fin de semana y ¡hasta el lunes!.


No hay comentarios: