Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

lunes, 10 de enero de 2011

A dieta: Sartén de setas

Buenas,

Aquí estamos de nuevo, después de tanto turrón, tanto polvorón y tanto roscón. Yo tenía la firme creencia que la sorpresa de roscón siempre me tocaba a mí. Cuando llegaba el día 5 decía: "seguro que este año me toca a mí también". Con el paso de los años un día, en la clase de matemáticas, me contaron lo de las probabilidades, y entonces caí en la cuenta de que el hecho de que me tocara siempre el muñequillo del roscón, no era suerte, sino más bien, la consecuencia de un alto índice de probabilidad, por comer más roscón que nadie...

Dicho este pasaje de mi infancia, hagamos como hacen la mayoría de los humanos en esta época del año: vamos a ponernos a dieta, ¿por qué? Porque somos así de extremistas, complejos y absurdos, porque nos hemos hinchado durante dos semanas cual reo de muerte en su última cena, y ahora, después de tanto exceso, miramos aterrados la báscula y pensamos en todas las barbaridades cometidas estos días de atrás. Yo la primera. Así que pongámonos a dieta, porque, ¿para qué vamos a tener algo de sentido común y comer de todo pero de forma racional? No, eso no es para nosotros. Mi amiga Miriam, que nunca ha pasado de la talla 38, come de todo, pero todo en su justa medida. Ella se pide una copita de vino blanco, y mientras se la bebe, en ese mismo tiempo yo me he podido tomar tres o cuatro cervezas... Haced la prueba con la persona más delgada que conozcáis, y observad qué come y qué bebe, y ahí, desgraciadamente ahí, tendremos la clave. Eso para otros, nosotros a dieta, que ya buscaremos excusas para saltárnosla y reventar de nuevo...

Ingredientes
- Setas, de cualquier tipo
- Aceite
- Sal



Mirad qué bonitas las setitas. Se parten tal que así:




Y ahora, ponemos un poquito de aceite en la sartén, echamos las setas y hacemos exactamente lo que se ve, y punto, básicamente no dejar de remover para que no se pegue, porque no debemos echar mucho aceite:




El truco es no dejar de remover. Más o menos así durante unos 10 minutos. Le echamos un porquito de sal al final tenemos unas setitas buenísimas, que se hacen en un momento, que no engordan, y que sirven tanto como plato principal con una buena ensalada, como guarnición con un pescadito plancha o su pechuguita de pollo. Mirad qué pinta:



Pues nada, espero que os haya gustado. Mañana volvemos con más recetas light y fáciles de hacer. ¡Hasta mañana!.

5 comentarios:

Macarena dijo...

Buenos días, ya me estaba asustnado, pesando que no ibas a colgar más recetitas...menos mal. Ya he hecho las alcachofas, ahora me toan las tagarninas y las setas, que prometo hacerlas cuanto antes.
Besos y gracias por el regimen

Irene dijo...

Hola, yo tambien pensaba que esto se habia acabado. Si me permites una sugerencia. Estas navidades he comido en casa de una vecina un plato muy parecido. Se hacen las setas igual que tú, y se pone en el plato una base de lechugas variadas, se echan encima las setas calentitas y se riega con una vinagreta de mostaza y miel. Probadlo, esta muy bueno y creo que no debe engordar mucho.

danirmartin dijo...

Pero Tornay!, aquí no iba un video??

Fogones Facilones dijo...

Qué rico Irene! me lo apunto (luego te llamo, ayer estuvimos fuera). Dani, lo iba a poner pero tardaba mucho en cargarse, otra vez... estupenda la comida de ayer (y mejor la compañía) ya la colgaré, jeje

danirmartin dijo...

Jeje... gracias, gracias!, ya te paso las recetas si quieres!