Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

martes, 11 de enero de 2011

A dieta: espinacas con garbanzos

Segundo día de dieta, vamos con unas espinaquitas con garbanzos, que es un plato muy sano, completo y rico, y no tiene misterio, como siempre, fácil, fácil, y una receta así como muy sevillana, muy rica, y no engorda demasiado. El truco es no pasarse con el aceite ni con pan. Por lo demás, las espinacas no engordan, y los garbanzos hechos de esta manera, muy poco, que ya se sabe, mientras no se hagan con chorizo...

Ingredientes
- Espinacas, pueden ser congeladas o frescas. Si frescas un manojo, si congeladas un paquete de esos de 400g.
- Garbanzos, un bote de esos que ya vienen cocidos, como los de la foto.
- 4 dientes de ajo.
- Dos rebanadas de pan (si queréis, puede ser integral para ser más light, pero vamos, que son sólo dos...).
- Sal.
- Aceite.
- Vinagre de vino.
- Pimentón dulce.
- Comino.



Aquí, en fin... están todos los ingredientes menos el más importante, las espinacas, que es que en el momento que se hizo la foto se estaban cociendo, así que ya sabéis, se pone a calentar el agua y una vez que hierva se echan las espinacas, como en la foto:


Se hierven unos diez minutos y se cuelan. Y ahora cogemos nuestra sartén favorita, se pone su aceitito a calentar, y se le echan los ajos y el pan. Se sofríen, y antes de que el pan y los ajos se quemen, quiero decir, cuando esté todo dorado, los apartamos y en un mortero, se majan el pan, los ajos, el vinagre y el comino, y le damos al tema, hasta que todo se quede hecho una pasta. A lo práctico, si no tenéis mortero, o queréis ahorrar tiempo, a la batidora y nos dejamos de historias.

Después, ponemos de nuevo el aceite a calentar en la sartén, y con el aceite aún templadito, se le echan un par de cucharadas del pimentón dulce, se refríe un poquito y seguidamente, se echa el majado de los ajos y el pan, y después las espinacas junto con los garbanzos. Normalmente antes de echar los garbanzos directamente en la sartén, se echan en un colador y se lavan un poco debajo del grifo, y para la sartén. Y así lo tenemos todo junto haciéndose durante unos diez minutos a fuego medio:


Le echamos un poquito de sal y ¡a comer!. Si pasas de la dieta, sírvelo con unas rebanadas de pan frito, si no, pues mira, te comes tal que así, que también está bueno. Si no, mira qué pinta. ¡Hasta mañana!.







5 comentarios:

Macarena dijo...

Buenas amiga, no tengo ningún ojo clínico, así que más o menos cuanto vinagre echo, y aceite???
Es que estoy en el nivel mas básico de todos.
Besos y perdona mi petardez

Fogones Facilones dijo...

Para nada, sin problema, de aceite un chorreón, lo que echarías en la sartén para que no se te pegue pero tampoco para que parezca una freidora, como unas tres cucharadas soperas de aceite, y una cucharada sopera de vinagre. Espero que te la respuesta te sirva. Besotes.

Atenea dijo...

Le han salido exquisas a mi cocinero particular. Las hizo antes de ayer, y ayer las rematamos. Todavía mejores después de un día en la nevera.

Unknown dijo...

En mi pueblo se hace las espinacas con mucho aceite, esas espinacas serian aptas para la dieta? digo mucho aceite pero salen como 6 o 7 platos.

Unknown dijo...

En mi pueblo se hace las espinacas con mucho aceite, esas espinacas serian aptas para la dieta? digo mucho aceite pero salen como 6 o 7 platos.