Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

viernes, 31 de diciembre de 2010

Menú especial fin de año de última hora

La verdad es que no pensaba hacer ningún post para hoy, pero ayer a última hora, un amigo me preguntó: "¿Qué vas a poner mañana para fin de año? Es que cocino yo y no es plan de poner los espaguetti carbonara...". Pobrecito, pensé, ¿habrá más insensatos en su lugar...? Y sí, me puse a pensar, y se me vino alguno que otro que sin tener ni idea, en una de estas noches de cenas continuas, entre copa y copa, diría: "no, no hace falta que traigáis nada, yo me encargo de todo, hay un blog de cocina en internet, fogones no sé qué, que tiene unas recetas facilísimas y seguro que de ahí saco algo...". Joaquín, va por ti.

Hombre, ya fuera de bromas, a estas alturas dudo mucho que alguien esté en esta situación, menos Joaquín... pero en cualquier caso, por si las moscas, os traigo unas ideas para facilitaros las cosas, y de paso, si alguna vez tenéis una cena con gente y no os queréis complicar mucho, pero queréis quedar medio que, creo que esto os puede ayudar.

Vamos que nos vamos.
Lo primero, dejémonos de historias, unos buenos aperitivos pueden salvar cualquier cena, y aunque luego os aventuréis a hacer un plato un poco más elaborado, con estos clásicos no os arriesgáis a que se queden con hambre, y a las malas si el plato principal no tiene éxito, siempre se podrán excusar diciendo que han comido mucho. Lo peor es que se vayan con hambre...

Los imprescindibles de cualquier cena:

- Una buena tabla de quesos: si queréis quedar bien y no os importa tirar la casa por la ventana, pues os vais a una tienda especializada o gourmet / delicatessen y que os pongan una selección lo más variada posible entre quesos franceses, italianos y demás. Si estás tieso, pues mira, te vas a Mercadona, te compras una cuña de brie, otra de cammenbert, un rulo de queso de cabra, una cuñita de queso curado y otra de gorgonzola, lo cortas en una fuente medio mona, y le pones un racimo de uvas en medio con unos panecillos, y quedas como dios. Hombre, entre la tienda gourmet y Mercadona hay una amplia gama de grises, llámese charcutería de Hipercor o de cualquier mercado de abastos que se precie. Todo dependiendo del presupuesto, pero bueno, la idea queda clara.

- Patés variados: pues lo mismo que con los quesos, en una charcutería de cualquier hipermercado, nos ponen algún que otro corte de diferentes patés, y lo mismo, un plato bonito, sus cortes de patés con sus panecillos, y por supuesto, al menos dos confituras distintas para mezclarlas con el paté, básicamente como nos las ponen por ahí.

- Una fuente de ahumados: el salmón y el bacalao ahumado gustan a todo el mundo. Lo acompañamos con unas tostas y nadie se resiste.

- Marisco variado: pues eso, lo que el presupuesto permita, si nos pueden preparar una buena mariscada, pues mira qué bien. Si no, creo que en Mercadona ya tienen hasta bogavantes congelados. Hay cocederos, supermercados donde te preparan el marisco, y por supuesto puestos específicos del mercado de abastos. Aquí tenemos todas las opciones que queramos en función de gustos y de bolsillo, que unos langostinos visten mucho una mesa...

- Por último y no menos importante, el clásico surtido ibérico: con su caña de lomo, su morcón, su salchichón, su chorizo... y sobre todo, jamón, mucho jamón, valor seguro, pero aquí bueno, por favor.

Bueno, esto son algunas ideas que nunca fallan, gustan a todo el mundo y como he dicho, nos aseguramos que los invitados no se vayan con hambre y por tanto, que no se nos chispen después, que esto puede ser peor...

Si nos creemos valientes, y queremos sorprender, podemos hacer unas tostas en plan pintxo vasco. Copio unas que probé el otro día:

Se coge pan gallego, se tuesta y se maceran unas anchoas con una vinagreta a base de aceite, vino de jerez, perejil y sal. Se colocan unas rodajas de aguacate encima del pan, se ponen encima las anchoas, y por último un poco de cebolleta. Si encima le echas unas lascas de parmesano o de cualquier otro queso, está que quita el sentido y es súper fácil de hacer. Si no os gustan las anchoas, sustituidlas por caballa en aceite. Mirad qué bonito queda:



Por otra parte, algo fundamental en una buena cena que se precie, es una ensalada más o menos exótica, y no me refiero a un cóctel de marisco... Algo sencillo y menos común es lo siguiente:




Se saltean unas espinacas con un poquito de aceite caliente en una sartén durante dos o tres minutos. Se pone en fondo de una ensaladera. Después se desmenuzan unas nueces y se colocan encima, y se trocean unos tomates, aguacates (aprovecháis si se os ha quedado parte de la receta anterior...) y unos trozos de queso, aquí está hecho con parmesano, pero el que tengáis. Por último, se aliña con aceite y vinagre de módena. Si además le ponéis unas tiras de salmón ahumado, creo que mejoraría bastante.

Y ahora llegamos al momento de la verdad, el plato principal. En una noche como esta, traigo un plato adaptado (es que es mucho más dificil) que el otro día tuve la suerte de probar. Se trata de una especie de lasaña hecha con roast beef y relleno de champiñones y bacon, decorado con unos tomatitos en confitura. ¿Muy rimbombante? Para nada...

Ingredientes (para dos):
- 1 paquete de roast beef ya hecho y cortado (ahora digo donde se compra).
- Champiñones, unos 200 gramos.
- Bacon, otros 100 gramos.
- 1 cebolla.
- 1 paquete de nata.
- 1 vasito de vino blanco.
- 1 tomate grande.
- Vinagre de Jerez.
- 1 cucharada de mermelada o confitura de fresa o frambuesa.

Preparación:
En primer lugar, compramos el roast beef ya hecho. En Mercadona, en la parte de las carnes, venden unos paquetitos que ponen "Roast beef" (para que nadie se despiste, que a estas alturas ya estamos espesos...) que ya vienen cortados y todo, así que no hay problema en conseguirlos. Ya en casa, vamos a hacer el siguiente relleno: en una sartén con un poco de aceite, se sofríen la cebolla, el bacon, y los champiñones (bien cortadito todo), y cuando esté todo bien hecho, echáis la nata y un poquito de vino, sal y pimienta. Esperáis a que la salsa reduzca (vamos, que el sofrito se haya chupado la nata y el vino). En platos individuales, ponéis una loncha de roast beef, encima un poco del relleno de champiñones y bacon; se pone otra loncha, y de nuevo más relleno, formando como una especie de lasaña con el roast beef y el relleno de champiñones y bacon. Para terminar cogemos unos tomates y los cortamos a daditos, los maceramos con vinagre de jerez y confitura de fresa o frambuesa, y se lo echamos encima del roast beef. Tiene que quedar así:



Creo que de momento vamos bien, vamos, que entre unas cosas y otras no creo que nadie haya pasado hambre, y tampoco nos hemos muerto en el intento. Pero bueno, si queremos rematar, pues nada, podéis hacer el flan de leche del otro día, y si no tenemos ganas de complicarnos, con las uvas y el turrón de Suchard, no creo que necesitemos más, bueno sí, unos digestivos para bajar la cena y celebrar la entrada del nuevo año.

Bueno, pues por mi parte sólo decirle a Joaquín que espero que este post te sirva de ayuda y que Tania y tú lo paséis muy bien esta noche, Tania, espero de todo corazón que no te envenene, y a las malas, ya te hago algo yo en condiciones y te lo mando por SEUR urgente. Agradecer a mi querido Antonio el Copyright de todas las recetas que he puesto, ya que todas son suyas, yo simplemente las he adaptado para que resulten más fáciles, porque él es un chef de nivel superior y mi misión aquí es no complicar las cosas. Y creo que ya está, no me enrollo más, sólo un deseo: que 2011 devuelva, lo que se llevó 2010... ¡Hasta el año que viene!.



5 comentarios:

Joaquin dijo...

Mi Tornay tan resolutiva como siempre,mil gracias. En un rato te llamo desde el Carrefour o la Boquería para la supervisión de la materia prima y decirte alto y claro que eres DE CATEGORÍA.

Informaré del resultado final así como del probable envenenamiento.

Feliz año 2011 a la reina de los fogones más facilones!

Ernesto dijo...

Dicen que fue el hijo de Antonio el que le enseñó a cocinar, y que hoy día mucha gente le agradece el gesto.

maria jesus dijo...

Se agradece el gesto a ti y a tu magna cocinera esposa porque si no fuera por ella, estas soberbias recetas de pater, no se darían a conocer.
Y siguiendo las premisas de Joaquín, Feliz año nuevo a la reina de fogones facilones y hágase extensible para todos sus seguidores!!

Fogones Facilones dijo...

Joaquín, muchas gracias a ti, esto anima a seguir actualizando todos los días, pásalo muy bien esta noche, seguro que la cena es todo un éxito, ya me dirás. Un beso muy grande!

Fogones Facilones dijo...

Lo siento mucho por el hijo de Antonio, pero de ser así, el alumno superó al maestro con creces, desde hace mucho tiempo...

Gracias Súper! nos vemos esta noche!