Datos personales

Mi foto
Amante de la cocina y del buen comer, básicamente autodidacta, que al ver las barbaridades que hacían sus amigas en la cocina decidió "rescatarlas" con este blog.

jueves, 30 de diciembre de 2010

Comida marinera parte II: Lubina al horno

Bueno, aquí vamos con la segunda parte de la comidita marinera que propuse ayer, que ya os digo, ponéis de entrante las almejas, y después la lubina como plato principal, tu vinito blanco, tu buena barra de pan, fundamental, y te pegas un homenaje estupendo, y dentro de lo que cabe, bastante sano y poco calórico, que al fin y al cabo es todo pescado. Y dicho sea de paso, tampoco es excesivamente caro teniendo en cuenta la calidad de la materia prima.

Vamos por partes. Cuando estéis en la pescadería elegís una lubina, yo en mi caso escogí una más bien medianita, tirando a pequeña, ya que iba a poner las almejas también, y no era plan. Vosotros mismos según los comensales, calculando siempre unos 150-200 gramos por cabeza, y que una parte van a ser desperdicios. Por ejemplo, para dos personas, como era el caso, la lubina pesaba algo más de medio kilo, también hay que decir que nosotros tenemos un saque bueno, vamos, que sí, que es mejor comprarnos un traje que invitarnos a comer... y bueno, a lo que vamos, le decís al pescadero que os lo ponga para horno, esto es que la limpie bien y le quite las escamas. Esta receta también va bien con otro tipo de pescado de este tipo, vamos que si os molan las doradas mejor que la lubina, pues luz verde.

Vamos que nos vamos.

Ingredientes:

- La lubina, imprescindible...
- 1 par de patatas.
- 1 tomate.
- 1 cebolla.
- Aceite.
- Vino blanco.
- Sal.




Lo primero, precalentamos el horno a 200ºC (lo ponemos tanto por arriba como por abajo y lo vamos a mantener así todo el tiempo). Partimos las patatas, el tomate y la cebolla a rodajas. Ponemos un poco de aceite en una fuente de horno y colocamos las verduras. Echamos aceite y sal a las verduras, lo que le echaríamos a una ensalada. Más o menos tiene que quedar así:




Metemos la fuente con las verduras en el horno, en la parte central, y lo tenemos 10 minutos. Tiene que quedar medio hechita, os he puesto una foto, pero la verdad, no sé si se nota que está medio hecha o igual que antes... 



Sacamos la fuente del horno y colocamos encima la lubina. Le ponemos sal al pescado, un poco de aceite y un chorreón de vino blanco, y vuelta al horno (siempre a 200ºC):


Tenemos ya el pescado haciéndose en el horno con las verduras, y a los 10 minutos lo volvemos a sacar, cuidado, no vayas a quemarte... Le vuelves a echar un poquito más de vino, la idea es que quede jugoso y no se nos seque. Lo volvemos a meter en el horno unos diez minutos más. Y el resultado, en fin, ¿Qué queréis que os diga? Maravillosísimo, te queda el pescado súper jugoso, nada seco, y la guarnición estupenda, y mira, hemos hecho un pescadito al horno facilísimo, y quedamos como dios, ¿O no? ¿Qué os ha parecido la receta?.



 



5 comentarios:

Macarena dijo...

Yo por el mometno hoy experimentaré con la crema de champiñones. Las recetas marineras esperarán hasta que pueda ir al mercado de Triana un sábado, así que ya te contaré.
Besos

Minerva dijo...

¡Ay, cuñá, qué artista!¿Y ese vinito diamante al fondo??jiji!genial..Yo prácticamente la hago igual, salvo que no le pongo tomate y le añado unas hojillas de laurel a las patatas, que dan muy buen sabor.

MJDieguez dijo...

Mi queridísimo nos ha deleitado hoy con la receta hecha con una merluza, que es lo que había, y a todas nos ha encantado. Besos y feliz 2011 a nuestra bloguera gastronómica favorita

garcia.carbonero@gmail.com dijo...

Qué bueno!

Fogones Facilones dijo...

María José, me alegra que pusiérais en práctica la receta. Perdona por haber contestado tan tarde pero la verdad es que no había repasado los comentarios hasta hoy... poco a poco, jeje. Gracias por seguir estos fogones, me hace mucha ilusión, y feliz 2011 para ti y para tu cocinero!